sábado, 6 de noviembre de 2010

Asesinar al líder del Cartel de Golfo


El líder del cártel del Golfo, Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony Tormenta, fue cercado y abatido en un enfrentamiento con elementos de las Fuerzas Armadas en su bastión de poder: Matamoros, Tamaulipas.

La muerte del hermano de Osiel Cárdenas Guillén, otrora jefe del cártel del Golfo, fue resultado de una serie de enfrentamientos armados registrados en esa ciudad fronteriza, en los que participó el Ejército y la Marina, y que se prolongaron por varias horas, como parte de un operativo para su captura, después de seis meses de investigación.
El saldo oficial fue de 10 muertos. Además de Tony Tormenta, cuatro sicarios de su círculo cercano fallecieron; tres elementos de infantería perdieron la viday cuatro más, lesionados.
En una balacera registrada antes del mediodía murió un militar y un periodista.
Aunque medios de comunicación de Estados Unidos informaron de 47 muertos, las secretarías de la Defensa Nacional y de la Marina Armada de México, no confirmaron de más decesos.
El 17 de septiembre pasado en medio de otro enfrentamiento con infantes de Marina, en Matamoros Tony Tormenta logró evadirse.
Autoridades del gobierno federal revelaron que desde el jueves 4 de noviembre se inició la operación en campo para aprehenderlo al haber identificado una serie de domicilios en los que presuntamente se ocultaba. Este despliegue de las Fuerzas Armadas desató una serie de tiroteos en los municipios de Mier, Miguel Alemán y Camargo hasta Matamoros, pero se intensificaron ayer desde las 10:00 horas en Matamoros.
La Marina reportó que a las 15:30 horas ubicaron a Ezequiel Cárdenas en la colonia Centro y lo cercaron 150 elementos navales, de un total de 660 desplegados en el área, quienes fueron recibidos con granadas y disparos de armas de grueso calibre, lo que derivó en un enfrentamiento que se prolongó más de dos horas.
El operativo obligó al cierre de los tres puentes internacionales que conectan a México con Brownsville, Texas y de la carretera Reynosa-Matamoros, hasta las 19:00 horas, pues las acciones de las Fuerzas Armadas buscaban a sus cómplices.
Desde 2009 el gobierno de EU puso precio a su cabeza: cinco millones de dólares. México lo tenía en su lista de narcos más buscados con una oferta de 30 millones de pesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada