viernes, 3 de septiembre de 2010

¡Colonazo!

Jesús Toledo

El violento choque entre un tráiler de doble remolque y un camión de la empresa Ómnibus Cristóbal Colón (OCC), dejó un saldo de dos personas muertas y seis más heridas.
Testigos que presenciaron el accidente, señalaron que el presunto responsable (el chofer del tráiler), se dirigía a la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, pero al rebasar en curva a un automóvil, invadió el carril contrario y le hizo corte de circulación al camión de pasajeros.
El cruento choque ocurrió hoy 3 de septiembre, en el kilómetro 131+400, del tramo carretero Tuxtla-Ocozocoautla, a eso de las 3:30 de la tarde de ayer viernes, frente a una gasolinera ubicada en la entrada a la autopista de cuota Las Choapas.
Se comentó en el lugar que el chofer del camión de pasajeros, que portaba las placas 923-HU-1, no tuvo tiempo para maniobrar ya que la unidad no se movió de su carril.
Esto causó un embotellamiento en el carril que va a Ocozocoautla y el parcial cierre del otro carril.
En pocos minutos arribaron distintas corporaciones policiacas, así como de emergencia.
Mientras algunos hacían su trabajo, elementos de la Policía Federal entorpecieron el trabajo de los comunicadores, incluso uno de ellos corrió con insultos y de forma prepotente a la prensa.
“Que chingado hacen aquí” o “ya tomaron demasiadas fotos, ahora larguense”, fueron algunas de las palabras que utilizaron para amedrentar a los medios de comunicación.

El rescate

Los camiones yacían en el lugar y a cada segundo más gente se arremolinaba en el lugar. Dos cuerpos yacían atrapados dentro del camión, uno de ellos (el chofer) necesitaba del trabajo de varios elementos para rescatarlo de entre los fierros retorcidos.
Algunos elementos murmuraban que el chofer se acurrucó al momento de la colisión, ya que estaba en posición fetal dentro de la cabina.
Una fuente consultada por este medio, dijo que el chofer respondía en vida al nombre de Francisco Javier Zambrano, mientras que el segundo continuaba como desconocido.
Cuando las autoridades se coordinaron para trabajar, lograron rescatar primero al piloto del camión, quien tenía una herida en la cabeza de más de 10 centímetros, además de fracturas en varias partes del cuerpo.
El occiso fue sacado por el frente de la cabina y puesto en una camioneta donde viajaba el Ministerio Público.
Minutos más tarde fue rescatado un pasajero que no sobrevivió. Él iba en el asiento delantero del camión y también sufrió fracturas en toda su anatomía provocada por el choque.
El desconocido fue rescatado en una de las ventanas del camión, como lo muestran las imágenes, y puesto en la misma camioneta en que estaba el chofer.
Ellos fueron trasladados al Servicio Médico Forense (Semefo) para practicarles la necropsia que marca la ley.
Casi una hora después fueron removidos las unidades del lugar y trasladadas al corralón en turno, donde permanecerán mientras continúa la investigación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada