martes, 27 de julio de 2010

LO QUE EL GOBIERNO CALLÓ

AHORCAN A REO EN AMOTINAMIENTO
A dos meses de que quedara en libertad, uno de los más de dos mil reos que hay en el penal de “máxima seguridad” El Amate, ubicado en el municipio de Cintalapa, fue víctima del amotinamiento y presuntamente fue asesinado vía ahorcamiento por otros presos.
Aunque hasta el momento el gobierno ha mantenido total hermetismo sobre el asunto, y que el gobierno estatal ha tratado de mantenerlo “bajo el agua” asegurando que hubo saldo blanco en el amotinamiento, una fuente consultada informó que hubo más de un muerto dentro de la cárcel, uno de ellos Fidel Corzo González, de 49 años de edad, quien fue ahorcado presuntamente por los mismos reclusos en una de las celdas del penal de máxima seguridad.
El cuerpo fue rescatado del Centro de Reinserción Social para Sentenciados (CRSS), número 14 en el estado, el viernes 23 de julio.
El occiso fue asesinado con un tipo de lazo que usan los albañiles, mismo que presentaba varios golpes contusos producidos a puñetazos.
Esto quedó asentado en la averiguación previa 136/ICO5/2010. El cuerpo de Fidel fue enterrado ayer al filo de las 3:00 de la tarde de este lunes 26 de julio en el panteón ejidal Ignacio Allende, municipio de Chiapa de Corzo.
Cabe señalar que el occiso estaba a dos meses de quedar en libertad. Se desconoce el delito que cometió para haber quedado recluido, pero se sabía que en vida tenía una esposa y tres hijos.
Se cree que durante el amotinamiento más de seis reos perdieron la vida, aunque otra fuente consultada dijo que hubo alrededor de 16 muertos.
Dentro de “El Amate” fueron decomisados varios objetos punzocortantes que tenían los reos, y es que, desde que no revisan minuciosamente a esposas y familiares de los presos, han logrado ingresar al penal varios objetos ilegales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada