lunes, 26 de julio de 2010

La encontraron muerta en ¿Vida Mejor?

Jesús Toledo

Su cuerpo yacía boca arriba. Estaba “escondido” entre los húmedos pastizales. El cuello y ambos brazos tenían evidencias de violencia y se notaba que la licra se la habían jalado con mucha prisa.

Un día antes, el hermanito menor vio que tres personas la perseguían. Eran cerca de las 9 de la noche del domingo, cuando presuntamente miró a los agresores, uno de ellos su hermano, que la acorralaban muy cerca de donde fue localizada.
La familia pasó en vela toda la noche. Ya esperaban la mala noticia. A eso de las 9 de la mañana de ayer lunes 19 de Julio, una persona tocó la puerta y les informó que unos habitantes de la colonia Vida Mejor, ubicada al lado nororiente del centro de Tuxtla Gutiérrez, habían descubierto el cadáver de una niña.
El cuerpo yacía en el predio El Mirador, a 20 metros de la calle Circuito Prosperidad, de la mencionada colonia. Estaba entre los matorrales, no muy lejos de la primera casa de la colonia. Yacía boca arriba, vestía una blusa azul y una licra negra que tenía hasta las rodillas.
Teresita de Jesús Arellano Solís, de 13 años de edad, trabajaba en una tortillería de la colonia. Vivía con su madre María de Concepción Solís Méndez, en una casa en la colonia 27 de Febrero, que colinda con Vida Mejor. Ella fue quien reconoció el cuerpo de su hija.
Las autoridades municipales y estatales resguardaron el área, y esperaron a que llegaran elementos de la Procuraduría de Justicia para levantar los peritajes. Estos últimos tardaron poco más de una hora para levantar el cadáver.
El cuerpo de la infante fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo), donde le practicaron la necropsia de ley y fue entregado a sus familiares que le darán cristiana sepultura.
A última hora se supo que el hermano, que presuntamente estuvo implicado en la violación y asesinato, fue detenido por las autoridades como presunto cómplice, pero será hasta que se esclarezca el caso, que se resuelva su situación jurídica.


SEGUIMIENTO

Adiós Teresita

La escena parece muy distinta a la del día anterior. Los arbustos siguen ahí, también la brecha, hasta una taza de baño quebrada continúa en el lugar. Lo único que cambia es que antes había un pequeño altar, a escasos metros de donde fue ultrajada y asesinada una niña.
El reloj marca poco antes de las once. Hay mucho movimiento en las colonias Vida Mejor y 27 de febrero, que sólo están divididas por un bulevar.
A lo lejos, se logra ver a un grupo de personas. Son más o menos ocho. La mayoría, salvo tres mujeres, se tratan de niños.

-¿Qué hacen?- pregunto a la tía de la difunta…
-Estamos buscando la chanclita de la niña.- dice.
-¿No la encontraron?
-No.- contesta. Los demás voltean a verla, y ella prosigue…
-Es que no la hemos encontrado y estamos buscando. Sólo el dinero se encontró.-
¿Cuál dinero?
-Es que la niña salió a comprar varias veces a la tienda.-
Interrumpo: ¿Cerveza?-
-Sí… bueno, de todo; y la última vez llevaba como $15.00 o $30.00 pesos en la mano pero lo encontramos junto con el cuerpo.-
-¿Sabe cómo ocurrió?
-Pues dicen que dos o tres sujetos la estaban siguiendo ya muy noche cuando fue a la tienda, y la alcanzaron en ese árbol.- apunta.
¿Están involucrados familiares?
-Pues no sé, pero ayer detuvieron a un tío y a un hermano, pero ya por la noche los soltaron.-

En ese momento interrumpe una mujer. Le susurra algo en el oído y ambas se alejan. Voltean a ver. Murmuran y se sientan bajo la sombra de ese árbol donde los rufianes alcanzaron a la niña, Teresita de Jesús Arellano Solís, de 13 años.
Ya era el medio día. Sólo los niños buscaban algo que nunca encontraron.
El hermetismo se siente en el triste ambiente. Varias miradas se cruzan. Algunos vecinos asoman la cabeza, otros salen y entran, pero nadie dice nada.
La dueña de una tienda de abarrotes que está a unos 20 metros de donde ocurrió aquel asesinato, dice que nunca escuchó nada, aún cuando asegura que ese día cerró un poco tarde, pero sostiene, nunca vio ni oyó nada.

Una carpa triste

Me retiro de la tienda y me acerco a la carpa donde velan el cuerpo. No camino mucho. El lugar está a menos de una cuadra del negocio. A unos metros del toldo, hay dos mujeres platicando. Otras 15 están bajo un techo de nylon negro. Me acerco a una mujer y pregunto…

-¿Está la mamá de la niña?-
-Sí, ¿viene a entrevistarla?-

Asiento y ella se aleja para buscar a la progenitora de Teresita. A los pocos segundos sale el único hermano de la víctima, no supera los 12 años. No es el único que le sobrevive, pues eran cinco contando a la finada. Tres son hermanastros, dos de ellos del sexo masculino y uno femenino, todos de edad adulta.
El niño se acerca y dice…

-Ahorita no puede, está muy ocupada.-
-Ah, bien. Oye ¿tú viste algo ese día?
-No, yo estaba dormido en casa de mi primo ¿verdad?- y mira a otro niño para que lo secundara, sin embargo, el menor no quiso decir nada.

Pero el hermano de Tere se contradice. Ese día presuntamente comentó que vio a unos sujetos seguir a su hermana, y más aún, que les había dicho a sus papás. Ahora niega el cuestionamiento. Entonces me retiro del lugar.

Una tumba de lodo

En aquella tumba donde Teresita dormiría para siempre, hay cerca de ocho hombres trabajando. Vecinos, conocidos y familiares escarban para crear aquel agujero que guardará el féretro. Para llegar a ésta, hay que caminar de la entrada del Panteón Jardín San Marcos como 15 minutos; está en la parte más recóndita.
Los sujetos hace horas trabajan en la poza. Todos lo hacen a paso veloz, pues hay que terminar antes de las tres de la tarde, ya que esa hora le darán cristiana sepultura a la niña.
“Es increíble lo que pasó”, comenta un vecino. “No lo puedo creer, apenas tenía 13 años”, aseguró.
“Ese día, yo estaba tomando con su papá, cuando un taxi se nos acercó y nos dijo lo que estaba pasando, pero por como estábamos, traté de detenerlo, pero él huyó”, dijo el hombre.
“Al otro día yo vi el cuerpecito de la niña. Tenía unos agujeritos en el pecho, como si le hubieran mordisqueado”, aseguró.
Hasta el momento se sabe que fueron detenidos uno de los hermanastros y otra persona, que al parecer era tío. Sin embargo, presuntamente estas personas fueron dejadas en libertad, bajo la condición de que no pueden salir del estado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada