jueves, 13 de mayo de 2010

Los últimos mensajes de Eneyda en Facebook

Jesús Toledo

Edgardo Tomas Hernandez González -Como siempre ene te vez muy bonita. te deseo lo mejor del mundo te mando muchos besos y abrazos y que este 10 de mayo te lo pases super. Felicidades mamasita jejeje besos tqm-.
Ene Gutiérrez Alvarado - Hola Tom, espero estes bien.... grax x felicitarme ya que MADRE no cualquiera jajajajja, cuidate muxo y sabes que siempre te deseo lo mejor-.
David Gustavo Gutierrez Alvarado -ola ene k onda un beso a fer jajaja de su tio preferido dille k la kiero muxo dile k no soy kodo ehhh jajaaja-.
Esta fue la última conversación que tuvo Eneyda Guadalupe Gutiérrez Alvarado, en la conocida social “Facebook”.

Hoy, los mensajes son distintos.
Erendira Palafox -Que diosito te tenga en su gloria nena hermosa, todos los que te conocimos sabemos que eras una gran mujer, noble y tierna. , y lo mejor una gran mama.kdios t bendiga-.
Carolina Chau -Teclearemos hasta que se nos permita tu face para ver tu linda sonrisa..Epe te quiero...que Dios te bendiga amiga...Eres una angel hermoso!!!!-.

Eneyda, era una mujer que alcanzaba apenas los 1.60 metros de altura. Tez blanca, delgada y de ojos claros.
Se había inscrito a esta conocida red hacía un par de semanas, y hasta antes de morir, tenía 39 amigos. Entre los últimos que agregó están Magdis Cruz Reyes, Osc Gutz, Diana Villar Castillo, German Lucky'o, Obeht Moreno, Lizzett Ozuna Zepeda, Horacio Lopez Jimenez, Fer Ledesma D, y Elda Luciio.
Su último trabajo fue en el programa de gobierno “Chiapas Solidario”, donde también laboraba su actual pareja, Noé Saenz Vázquez. También trabajó en el área de Comunicación Social, en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), hace unos años.
Nació en Pueblo Nuevo Solistahuacán. Era madre de un niño de apenas un año, que había procreado con Noé, e iba a celebrar este día de las madres. Pero la historia cambió.

¿Robo?
Como lo informó El Heraldo de Chiapas en su edición anterior, el pasado sábado 8 de mayo, uno de los familiares de su actual pareja, reportó que dentro de la casa número 655, ubicada en la Calle Santa María y Avenida 16 de Septiembre, se había cometido un robo.
Pero lo que aparentemente se trató de un robo, y que terminó con la vida de la joven, en la colonia Bienestar Social, no se trató de un simple asesinato sino de un posible crimen pasional, informó una fuente.
Ella fue localizada boca abajo en un tinaco ubicado arriba de la azotea del segundo piso de la casa que rentaba.
Vestía únicamente su ropa interior y tenía huellas claras de haber sido golpeada momentos antes de que la asfixiaran y la “desaparecieran”.
Por este hecho, quedaron en calidad de presentados, el que fuera pareja sentimental de la occisa, Noé Sáenz Vázquez, y la prima de este, Magdalena Fabiola Maza.
La fuente informó que aunque la pareja se había separado por un tiempo, habían regresado hace unos meses y todo “marchaba sobre ruedas”.

Un día antes
Veinticuatro horas antes de que encontraran el cadáver de Eneyda Guadalupe, ella y su pareja, habían salido con sus amigos a la zona de antros de Tuxtla Gutiérrez.
Al parecer visitaron lugares como “La Crudalia” y el “Chamo Beer”, donde ingirieron bebidas embriagantes hasta altas horas de la madruga del sábado.
Presuntamente la pareja regresó a la casa de ella, aunque Noé tiene su casa en la colonia San Cayetano, y ahí pasaron juntos la noche.
Durante la declaración de Noé Sáenz a la policía, dijo que él se había retirado de la casa a trabajar al programa Chiapas Solidario, donde también trabajaba Eneyda, y que la había dejado planchando ropa.
Supuestamente no supo nada de ella, hasta que habló con su prima Magdalena Fabiola, quien le dijo que su esposa no aparecía y que la casa esta “tirada”. Así que llamaron al número de emergencias, y estos, solicitaron apoyo a la policía.
Una patrulla de la Policía Estatal Preventiva (PEP), que se encontraba a tres cuadras, llegó de inmediato, y de manera extraña, cuando estos procedieron a revisar el lugar, “casualidad o una obra del destino”, se dirigió –como si ella supuera–, hasta el tinaco donde estaba el cuerpo de Eneyda.
Esto le pareció sospechoso a la policía, así que las autoridades de periciales procedieron a levantar el cuerpo. Mientras era bajado a la planta baja, la pareja nunca quiso ver el cuerpo.
Además, Noé presentaba heridas en varias partes del cuerpo, entre ellas en las manos, que no pudo explicar a la policía como lo hizo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada